2 mar

EL RESURGIR DEL COCHE ELÉCTRICO

El coche eléctrico puede parecer un invento de nuestros días sin embargo su historia se remonta a mediados del siglo XIX y es anterior a los vehículos de gasolina

En los últimos tiempos el uso del coche eléctrico está cobrando más y más protagonismo ganando cuota de mercado a los automóviles tradicionales sin embargo no se trata de un invento ni mucho menos moderno.

El coche eléctrico fue uno de los primeros automóviles que se desarrollaron y su uso fue incluso anterior a los motores de cuatro tiempos diésel o gasolina que conocemos hoy en día.

Los primeros automóviles eléctricos de los que se tiene noticia datan de la década de 1830 y son varios los nombres que han pasado a la historia como padres del invento siendo el escocés Robert Anderson y su compatriota Robert Davidson los más reconocidos. No obstante  hubo que esperar hasta 1859 para que los vehículos pudieran contar con baterías recargables y el inventor inglés Thomas Parker, que ya había sido responsable de la iluminación eléctrica del metro de Londres, fue quien construyó el primer coche eléctrico “comercial” (foto superior).

A comienzos del siglo XX la cuota de mercado de los coches eléctricos era del 28%, pero el motor de gasolina ya era el dominante, relegando al olvido al coche eléctrico durante un siglo, prácticamente. La aparición de grandes reservas de petróleo y la escasa autonomía que por entonces tenían los vehículos eléctricos relegaron su uso. Además Henry Ford comenzó a introducir la fabricación en masa y el precio de los automóviles de gasolina se abarató considerablemente.

La preocupación por la contaminación y la mayor concienciación medioambiental hizo que a finales del siglo pasado el desarrollo del coche eléctrico volviera a salir a la palestra y en 1996 se comercializó el primer coche eléctrico de la era moderna, el General Motors EV1.

El EV1 tenía un motor de 131 CV, podía circular a una velocidad máxima de 131 Km/h y contaba con una notable autonomía de 250 Km. Sin embargo fue un coche del que se fabricaron muy pocas unidades y que cesó su producción –GM destruyó todos los vehículos fabricados- porque el gigante americano de la automoción consideró que los eléctricos no eran rentables…

Por fortuna GM se equivocó y hoy día el coche eléctrico atraviesa una nueva época de crecimiento con precios más asequibles, mayor velocidad y mejor autonomía. Integra Energía no es ajena a esta nueva tendencia y, en una apuesta por la movilidad sostenible, en próximas fechas anunciaremos novedades sobre el coche eléctrico.

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información